22 de septiembre de 2007

La Jungla de Cristal 4.0

Las personas de mi entorno más inmediato conocen mi debilidad irracional por determinados fenómenos producto de la cultura popular y de masas. De hecho no me tengo por alguien demasiado refinado o de gustos exclusivistas. Sí es cierto que mi capacidad de gozo de alimenta de un amplio espectro de artículos de consumo de todas las categorías y grados de calidad.

Muestra de esto es mi afición a una saga cinematográfica de éxito indiscutible con la que he gozado como un lechón, y más recientemente que se ha estrenado en la cartelera la última integrante de dicha saga.

Estoy hablando de "La Jungla de Cristal", (Die Hard) ó "Duro de Matar" como se podría haber traducido.

Después de haber leído todo tipo de críticas cinéfilas entorno a este film, y con la intención de no caer en el análisis pueril y estusiasta, he decidido copiar aquí la crítica con la que más comparto opinión de las que he leído.

CRÍTICA DE CINE
Caos total
14.09.07 -elcorreodigital.com

ACCIÓN. Bruce Willis vuelve a dar vida al detective McClane.
Mucho ha llovido desde que en 1988 se inició esta saga con el absoluto protagonismo de Bruce Willis. Aquel joven policía ansioso por pasar las navidades con su esposa se ha ido endureciendo a la misma velocidad que su protagonista se va quedando sin pelo. Estamos en plena era digital y el dinosaurio -así lo denomina el villano de turno- McClane sigue dando juego, manteniendo una envidiable fuerza y aspecto físico a prueba de un sinfín de calamidades capaces de destruir, en el minuto quince, al más fornido de los hombres de este planeta.

Estamos, una vez más, ante una exageración absoluta, un disparate argumental lleno de destrucción y disparos, con esos momentos de extrema complicación creados por laboratorio a los que se ven obligados los guionistas para intentar superar al héroe de acción anterior. Véase el derribo del helicóptero en el túnel o la intervención del avión de combate contra el camión. Pero ello forma parte de una historia que plantea el caos total, derivado de un masivo ataque informático tan incomprensible como imposible, es decir, la ficción como instrumento evasivo sin intención de convicción: ciencia ficción policial contemporánea.

A Leo Wiseman hay que agradecerle que su planteamiento de la acción sea comprensible e identificable en imágenes, algo que últimamente se hecha de menos. El ritmo y continua complicación de la misión garantizan un entretenimiento sin pausa de la mano de un tipo duro capaz de decir: «Dime lo que quiero saber o te inflo a hostias en tu propia casa». ¿A quién no le gustaría soltar algo así? Y con éxito.
Caos total


Pues eso...

1 comentario:

ORE blu! dijo...

CALLATE PAYASO!!!