23 de noviembre de 2006

Sarao de Sarasas con Sara


El pasado lunes 20 de noviembre se presentó en Madrid Capital el libro: "Curso de Glamour para principiantes" de la autora Didí Escobart, (conocida como Diossa en el showbiz por formar pareja artística junto a Malyzzia), en la Sala Alegoría, Valverde, 2.
Al acto había que presentarse con invitación o con un buen amigo que sí la tuviera... y ese fue nuestro caso. Gracias desde aquí a Óscar. Allí nos colamos los dos socios de El Punto Ge y el abajo firmante, animados por la noticia de la presencia en el acto de la gran Sarasa Montiel; recién llegada de noséqué desierto de ver a los genuínos, creo que dijo después.
Nada
más entrar la cosa prometía. La presencia de un reportero de Caiga Quién Caiga ya daba un poco de color al evento. Éste se empeñaba en medir el glamour de los asistentes a la entrada del local con un artefacto electrónico coronado con el jeto de Audrey Hepburn. En ese momento ya nos calaron...
Después fue un ir y venir de bandejas de canapés y bebidas a go-gó. La cerveza bien fresca y los canapés fetén.
Por allí circulaban personajes de la farándula más loca de Madrid de los cuales yo sólo reconocí a un Paco Clavel bastante desmejorado, Alaska (madrina del acto), Two Yupa (escotadísima ella!) y a una tal Richy Bastante (Gorda) que me explicaron fue el fan nº1 de Tamara y que después renegó de ella... o algo así!!
Después apareció Saritísima con su puro encendido y repartiendo beso
s, abrazos, saludos... y dejándose fotografiar como un mono de feria. Muy atenta con todos. Incluso con nosotros.
Nacho cumplió su sueño de adolescente y le
regaló a Sara un Cohiba que había pagado con los ahorros de toda una vida mientras que Edu se dedicaba a otear el firme del locar en busca de algún billete.
Posteriormente se procedió a la presentación ofical del libro a los asistentes al ágape en un tono distinguido pero
afable. Aderezado con los pertinentes untes de manteca entre las madrinas y la autora del volúmen. Finalmente hubo firma de ejemplares y prolongación de la ingesta de canapés por un tiempo estimado de una hora aproximadamente.

Como conclusión: nos lo pasamos muy rebien, bebimos por la patilla y no comimos apenas porque la ignorancia nos hizo cenar antes de llegar, pero me dí cuenta que este tipo de saraos son casi diarios en una ciudad como Madrid y es relativamente fácil colarse, y si... una señora mayor, ama de casa, se mete en una inauguración de una exposición de Alberto García-Alix con la única intención de comer gratis... por que no vamos a hacer lo mismo los demás!!!!







5 comentarios:

artecontrajorge dijo...

JODER! En mi cerebro confluyen diversos estados de animo sontradictorios ante lo que acabo de ver y leer. Uno de ellos es como de que lo ves y se te pone la piel de gallina provocado por una especie de miedo (o pavor) de que en la puta vida (mhmmmh) estaría allí, y por el otro lado una especie de envidia malsana de no haber estado allí viendo a toda esa jarca de cerca y atiborrandome a canapeses, igual que los chimpanceses.
Te ha faltado poner alguna de las anecdotas que me contastes, que es lo que realmente quedaba gracioso del post, como lo de que que bien se conservan las momias en el desierto. Ponlo, anda, ponlo!

alejantoraz dijo...

Bueno, esas bromas que te comenté pueden herir la sensibilidad de las hordas de seguidores que leen mi blog y que a su vez son apasionados amantes de la manchega.
De modo que lo contaré brevemente en este comentario con la dudosa esperanza de que todos esos fervientes seguidores de Sara no lleguen a interesarse por los comentarios de los post.

Resulta que la fiesta tenía un aspecto tan preciosísimo que a unas mentes transtornadas como las nuestras nos vencía la poderosa necesidad de hacer reventar el evento de alguna manera desesperada.
De esta manera no hicimos otra cosa que hacer comentarios chorra mientras las ponenten hablaban en la presentación. Así, cuando Sara comentó que acababa de llegar del desierto, una voz aclaró que era comprensible ya que allí es donde mejor se conservan las momias.
En otro momento, la autora del libro arrojaba lindezas a sus madrinas de honor y llegó a mencionar alguna cosa sobre la finura de piel y tacto aterciopelado de nuestra artista internacional, a lo que el expontáneo de antes contestó con una carcajada y un: "¿No será más bién pellejo?"

Y bueno... cosas así.

También decir que este grupo nos jugamos la integridad física en unas cuantas ocasiones. Por lo visto, un portero musculoso, que según Edu aparecía en una de las películas de Torrente, no nos quitaba ojo. Y de una manera poco amigable nos hizo callar hasta tres veces.

Si me acuerdo de alguna cosa más ya las iré poniendo. Poco a poco, que esto de recordar y fabular a la vez solo se le da bien a Juan Carlos.

tortlon dijo...

Maaaaaaaaaaarvelousss!!!
Eres mi idolo, Mariñas de Medina del Campo, que documentazo!!!
¿A si que para esto querias irte a los madriles....?
¿Para cuando más saraos con locas?
¿Quizás en Ávila habrá pelucones y brillantina rancia?
Uuuummmm, me relamo.

Anónimo dijo...

La fiesta-evento estuvo bien, pero se quedo en eso, en bien, porque el nombre del libro y su autor@ prometen, el despliegue de medios fue superior a lo esperado, los canapes mal, como siempre, solo sirven para engañar al estomago y para que quien los coma pueda lucir restos de comida entre sus dientes. Mi experiencia es que si quieren dar, que den y como unos buenos jamones bien loncheados no hay nada.
Hablando de jamones, y de paso de escotes, los de Two Yupa muy, pero que muy apetitosos, lastima que siempre esta bien rodeada por su maromo... Se hecho en falta más damas fisicamente generosas y agraciadas, porque el evento efectivamente parecía un desfile de momias. Ah! se me olvidaba comentar que Alaska es mas chaparrita de lo que parece y que debería apuntarse a la moda de la cirujia, porque mucha "movida" en su vida pero poca actividad fisica -evidentemente, esta chaparrita con voz d machote va a tener que escribir sus medidas en volumen en vez de en longitud, menuda zampabolloosss!!!

Ó dijo...

dios que vida más locaza llevas bandido.