23 de agosto de 2007

Ciegos

Ya pasó el sorteo extraordinario de los ciegos... No me gusta jugar a las loterías pero es que los anuncios eran muy buenos, coño! Y el premio era una pasta... merecía la pena intentarlo.
¡A ciegas con los ciegos!.
No lo pensé mucho, a pesar de que las señales me decían que tenía pocas probabilidades. Yo no quise verlo así.
Llegué a soñar con lo que haría si me tocaba. Me divertía imaginarme los viajes que podría hacer y esas cosas.
Pero el que apuesta puede perder y las estadísticas estaban en mi contra.
Al final perdí más que 6 €. Perdí la ilusión de todos los días. Perdí la ilusión de los ciegos, porque el ciego era yo.


3 comentarios:

www.juliofalagan.com dijo...

A mi me cegó la codicia también, por lo que no me gasté un duro en el cupón, que suficiente tienen los ciegos con lo que tienen...

Comentario suprimido dijo...

El anormal que administra este blog ha suprimido esta entrada

alejantoraz dijo...

El comentaro anterior, que me abstendré de borrar, es una ingeniosa fórmula de publicidad que simula ser el mensaje que aparece cuando alguien suprime un comentario... amedrentando al administrador del blog, que soy yo, para que no lo borre y consiguiendo que, al menos una persona, pinche en el enlace que lleva a otro blog en el que se anuncia una muestra de arte "anormal" en Barcelona.
Me recuerda a aquella movida que ocurrió hace poco con las camisetas La Seta: se mandaron mensajes a todo cristo en los que decía que regalaban camisetas si enviabas copias de ese mensaje a cascoporro, luego, una vez hecha la campaña viral, la web de La Seta decía que alguien les había querido desprestigiar y hacer mal... pero ya todo el mundo había pasado por su web.
O como la última campaña de publicidad de El Jueves, involucrando a la familia Real y a un Juez pagados por todos los ciudadanos.
Si es que siempre se ha dicho que el hambre agudiza el ingenio... y esto solo lo hacen 4 muertos de hambre!